¿Qué es un embudo de ventas digital en marketing?

En la actualidad es de suma importancia que las empresas planeen e implementen estrategias que les permitan establecer contacto con diferentes tipos de usuarios. La finalidad es lograr un objetivo específico dentro de la estrategia de Marketing. El proceso por el cuál un usuario va siguiendo ciertas fases desde la captación hasta el cierre de la venta, se conoce como embudo de ventas digital.

Un embudo de ventas constituye una forma en que la empresa puede lograr varias metas. Se enfoca en la captación de nuevos clientes, en la consecución de la venta, la fidelización, entre otros aspectos relacionados.

El término de embudo de ventas digital tiene una gran cantidad de variantes en la actualidad. Se puede trabajar de muchas formas, siguiendo diferentes estrategias. Representa para la empresa una herramienta indispensable que le permitirá conseguir clientes y obtener ventaja frente a sus competidores.

Tú organización se verá beneficiada con el embudo de ventas, y una Agencia de Marketing Digital como Anexeo será tu mejor aliado para utilizar esta herramienta y aplicar estrategias efectivas que impulsen el logro de tus objetivos.

¿Qué es un embudo de ventas digital?

La definición de embudo de ventas se relaciona al término anglosajón ‘funnel’ de ventas, y se entiende cómo la manera en la cual una empresa realiza la planificación, creación y configuración de la plataforma y herramientas necesarias mediante medios digitales para llamar la atención de los potenciales clientes, guiándolos por diferentes pasos hasta conseguir el cierre de la venta.

El tamaño de un embudo de ventas y la cantidad de posibilidad que ofrece varían dependiendo del tamaño y objetivos de la empresa. No obstante, los elementos comunes que todo embudo de ventas tiene son: Una página web, un formulario de contacto, una herramienta de mail marketing y una tienda online.

embudo de ventas digital

Procesos relacionados con un embudo de ventas

¿Cómo logramos obtener y procesar la información necesaria?

Ya sabemos qué es un embudo de ventas. Ahora veamos cuáles son los pasos que están relacionados con esta poderosa herramienta.

El embudo de ventas permite que la reacción e interacción de los usuarios nos ofrezca la información que necesitamos, de acuerdo al objetivo estratégico que se esté pensando en desarrollar.

Luego, esta información se va filtrando en el embudo de ventas digital y se utiliza para calificar o categorizar a los diferentes usuarios en función de la fase en la que se encuentren.

El embudo de ventas digital, cuenta con herramientas que permiten analizar el comportamiento de los usuarios en la web. Para la captación de estos usuarios, se aplican estrategias SEO y otros métodos como las campañas de publicidad en redes sociales.

Una Agencia SEO es un elemento clave que puede ayudar a tu empresa a obtener gestionar la plataforma y la información que se consigue a través del embudo de ventas.

¿Por qué utilizar un embudo de ventas digital?

Ya comentado qué es y en qué consiste un embudo de ventas. Ahora, para ponerlo en práctica, debes aplicar en tu negocio una correcta gestión de marketing digital, sustentada en un sólido proceso de toma decisiones dentro de tu empresa.

Un embudo de ventas bien realizado trae a cualquier negocio unos resultados notables en poco tiempo. Siempre es mejor vender a través de un embudo que no hacerlo.

La facilidad que se ofrece al usuario para que avance en el proceso de compra, llamando su atención y mostrándole un produzco o servicio de su interés, y la información valiosa que obtenemos de la actuación de los usuarios una vez han entrado en nuestro embudo, es una herramienta que permitirá aumentar las ventas.

Uno de los principales beneficios que tiene el embudo de ventas es que te permite conocer mejor a ese cliente que quieres captar, e incluso ahondar sobre las preferencias de tus clientes actuales. En este proceso lograrás determinar las expectativas de tus clientes para generar un mayor impacto en tus estrategias.

También tendrás como beneficio el potenciar la productividad de tu negocio. Podrás alinear tus esfuerzos en una dirección clara, lo cual te ayudará a reducir costos y aprovechar eficientemente los recursos disponibles.

De igual manera al aplicar el embudo de ventas en tu empresa, mejoras el índice de cierra de ventas de tus campañas de publicidad o las visitas que te llegan de forma orgánica. Dispondrán de las herramientas que permitirán cerrar las ventas con una mayor efectividad.

En el mismo orden de ideas, el embudo de ventas será un excelente promotor de nuevas oportunidades para tu empresa. Para llegar a un gran número de potenciales clientes a bajo coste, es importante tener como aliado los servicios de una Agencia SEM.

funnel de ventas

Etapas de un embudo o ‘funnel’

Ya hemos dicho que el embudo de ventas es un proceso, y como tal tiene diversas etapas o fases que debemos cumplir para lograr su objetivo. El primer paso es el contacto, que supone identificar y atraer al usuario a través de diferentes métodos.

Estos métodos se basan en marketing de contenidos, el marketing tradicional, y cualquier método del medio digital enfocado a llamar la atención de los usuarios y despertar en ellos una necesidad o un cierto interés, que los motive a introducir sus datos en nuestra plataforma.

La segunda etapa del proceso está enfocada a la clasificación de la información de posibles clientes o ‘leads’. Ahora que contamos con los datos de un usuario, es posible estudiar y evaluar su interés a través de su actuación dentro del embudo, lo que ayudará a saber en que etapa del proceso se encuentra y a que podamos enviar mensajes personalizados.

Para esta etapa debemos tener en cuenta que la información filtrada nos debe llevar a identificar a aquellos usuarios que pudieran estar interesados en lo que nuestro negocio tiene para ofrecerles. Del mismo modo, será necesario excluir del proceso a aquellos usuarios que no hayan demostrado un interés real.

La siguiente etapa se basa en el proceso de calificación. Allí centraremos nuestra atención en establecer cuáles son los productos o servicios que los usuarios están dispuesto adquirir y cuáles no. Esto permite mejorar el embudo con los datos obtenidos para optimizarlo.

Finalmente la última etapa es el cierre, una vez que el usuario ha seguido los pasos del embudo hasta la compra del producto o servicio. Con esto se cumple el objetivo final que es convertir a un usuario en cliente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *