¿Mi empresa necesita una web, un blog, o las dos cosas?

¡Bien! Por fin te has decidido: Tu empresa va a tener su propio espacio digital, lo que permitirá aumentar su visibilidad, el número de potenciales clientes y su facturación, entre otros grandes beneficios. A partir de este momento, se abre un amplio abanico de opciones entre las que deberás decidir las más adecuadas. Si no posees conocimientos acerca del marketing digital, seguramente te asalten diferentes dudas que querrás resolver. Entre ellas, la pregunta de la que tratamos a continuación. ¿Mi empresa necesita una web, un blog, o las dos cosas?

¿Web, blog o ambos?

Está claro: Tener un espacio digital ofrece un amplio abanico de ventajas que aportan un alto valor a la empresa. Supone una gran oportunidad para llegar a millones de personas, convertidas en potenciales clientes, dispuestos a conocer la marca y los servicios que ofrece. Un espacio en internet expande las fronteras de influencia, permitiendo hacer uso de él las 24 horas, los 365 días del año. Supone, por tanto, un gran escaparate visible en todo el mundo, a través de un objeto tan cuotidiano como lo es un teléfono móvil. No cabe duda: Tener un espacio en internet puede aportarnos muchas ventajas, transformadas en grandes beneficios.

Ahora bien: Existen muchas opciones para crear un espacio en internet. Las páginas webs y los blogs son las más habituales. Por ello, dudar entre elegir una u otra puede ser una de las primeras preguntas que pueden aterrizar en tu mente.

Antes de intentar responder de manera efectiva, veamos que caracteriza cada uno de estos conceptos y en qué medida pueden aportar valor a nuestra empresa.

La página web. ¿Qué es y qué nos puede aportar?

Actualmente, casi cualquier empresa posee una página web. Se trata de un espacio digital en el que se muestran los valores y las características corporativas de la organización. Permite a los potenciales clientes conocer la identidad de la empresa, sus servicios, su manera de trabajar y hasta su lado más humano. Además, existe la posibilidad de crear ventas a través de este espacio web, por lo que se ha convertido en una herramienta muy útil y rentable para cualquier negocio con presencia en internet.

Una de sus características principales es su diseño: Sus contenidos ordenados en función de diferentes criterios permiten a los visitantes navegar por ella de manera intuitiva y efectiva, y encontrar, en un par de clicks, todo aquello que buscan. Sus colores, además, deben coincidir con la imagen corporativa, para dar a conocer su identidad y sus señas representativas.

Generalmente suele tener un contenido estático, que puede no actualizarse en un largo periodo de tiempo. No obstante, suele contener una gran cantidad de información, recogida en textos, documentos, noticias y/o artículos, entre otros.

El blog. ¿Qué es y qué nos puede aportar?

Un blog es una página web, aunque posee algunas características definitorias propias.

Suele recoger contenido que se genera de manera constante, a través de entradas de texto e imagenes. La constante actualización, así como la creación de contenido, es una de las características principales de los blogs.

La información almacenada se ordena de diferentes modos: cronológicamente, a través de etiquetas y/o categorías; y aunque suele estar relacionada con un tema general (coincidiendo con los servicios de la empresa), admite una variedad de información relacionada mucho más extensa que una simple página web corporativa.

No obstante, el blog también realiza la función de promocionar la empresa y sus valores corporativos, pues refleja su identidad y personalidad.

Un blog puede ser parte de una página web. Es bastante común encontrar páginas webs que contienen sus propios blogs enlazados.

 

Entonces, ¿Qué necesita mi empresa?

Si la empresa que deseas promocionar a través de internet posee claros fines comerciales, necesitará una página web que cuente con buenas estrategias de marketing. Es necesaria una estructura clara y estable, que permita navegar a través de categorías ordenadas, así como una interfaz intuitiva.

No obstante, tu empresa puede beneficiarse, también, de la creación de contenido constante de la que se caracteriza un blog. Este espacio se concibe como un complemento a la página web, con actualizaciones periódicas e información dinámica que, aunque puede aportar beneficios, debe estar respaldado por una presencia más notoria y efectiva como la que ofrece la web corporativa.

Las dos opciones son adecuadas para crear un espacio corporativo online, siempre teniendo en cuenta lo que cada una de estas opciones puede aportar.

La mejor manera de conseguir una buena presencia en internet es confiar en los mejores profesionales del marketing digital, quienes estudian cada caso particular y ofrecen las mejores estrategias digitales para posicionarse en los primeros sitios de búsqueda y generar tráfico constante. Contratar un servicio de marketing digital supone el camino más rápido para conseguir todas las metas digitales propuestas. Solo así conseguiremos resultados eficaces y rápidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *