fbpx

Prácticas sostenibles en las estrategias de marketing

Prácticas sostenibles en las estrategias de marketing

Cada vez más personas se preocupan por el medio ambiente y el futuro bienestar de la sociedad, las prácticas sostenibles en las estrategias de marketing han dejado de ser un ‘extra’, ya que estamos en un momento donde no basta con tener un buen producto, la gente quiere saber si se ha hecho respetando la salud del planeta.

De esta forma, el marketing sostenible no es simplemente una etiqueta verde que pegamos en un envase, más bien es un compromiso de ser transparente, auténtico y sobre todo, coherente con lo que se dice y honesto con lo que se hace.

Por eso, implementar prácticas sostenibles no consiste en poner palabras bonitas en un anuncio y ya. Implica un análisis profundo, conocer el mercado y tener visión de largo plazo. Pero la verdad es que es un esfuerzo que vale la pena, porque el retorno sobre la inversión se ve en las ventas, pero también en el impacto positivo que generamos en el mundo.

En este artículo, vamos a analizar cómo las empresas pueden implementar prácticas sostenibles en sus estrategias de marketing, cuáles son los beneficios que aporta y cómo responde la sociedad ante este tipo de iniciativas a nivel empresarial.

¿Qué es marketing sostenible?

Cuando escuchamos hablar del marketing sostenible, la verdad es que es fácil pensar que se trata solo de otro término de moda en el mundo empresarial. Pero, en realidad, las prácticas sostenibles en las estrategias de marketing son un reflejo de la dirección que muchas marcas están tomando para ser más responsables y conectar con personas que estás realmente conciencias con el cuidado del medio ambiente.

Hoy en día, muchas personas no se conforman con un producto de calidad, también quieren saber cómo se hizo y si la empresa detrás de él tiene valores que coincidan con los suyos.

Por eso, las empresas han comenzado a entender que el marketing sostenible es bueno para el mundo, pero también para sus negocios. Las marcas que toman el camino de la sostenibilidad responden a las nuevas tendencias con respecto al comportamiento del consumidor, pero también asumen un compromiso.

No basta con tener una campaña publicitaria que se considere ‘verde’, las acciones y las operaciones detrás de las campañas de publicidad deben coincidir con ese mensaje.

Como pasa con todo, hay quienes usan el término ‘sostenible’ de manera superficial o incluso engañosa. Pero también hay muchas empresas que están poniendo su granito de arena, siendo transparentes en su comunicación y esforzándose por ser parte de la solución al problema medio ambiental.

En cualquier caso, si realmente no se siguen estos fundamentos, no merece la pena exponerse a promocionarlos a nivel empresarial, porque si el público se siente engañado con este tema, será fatal para la empresa. Es mejor ser honestos y solo hablar de un negocio sostenible si realmente se aporta valor en este sentido.

¿Cuáles son los principios de las prácticas sostenibles en el marketing?

El marketing sostenible trata de ser conscientes de que hay que cuidar el planeta, pero por supuesto, como toda estrategia para captar clientes, en realidad de lo que se trata es de conectar con las personas, de entender sus valores y sus preocupaciones para poder crecer juntos.

  • Transparencia. Supongamos que compras un producto y junto con él, está toda la información sobre de dónde vienen sus materiales, cómo se fabricó y cuál es su impacto en el medio ambiente. De alguna forma, eso es lo que busca el marketing sostenible, contarte esa historia, no para venderte algo, sino para conectar con el cliente a un nivel más profundo.
  • Coherencia. Si una marca promociona que es eco-amigable, pero luego se descubre que su proceso de producción es dañino para el medio ambiente, los clientes lo tomarán como una traición que fácilmente puede suponer el final de la empresa. Por eso, la coherencia entre lo que se dice y lo que se hace es totalmente necesaria en este tipo de marketing.
  • Autenticidad. Con respecto a la anterior, la verdad es que todos hemos escuchado algún caso de empresas que solo se suben al tren de la ‘moda verde’ porque suena bien. Pero el verdadero marketing sostenible no es solo una fachada.
  • Innovación. Las nuevas tecnologías buscan continuamente formas de ser menos contaminantes, precisamente por la mayor conciencia que se está produciendo poco a poco en este sentido. Por eso, posicionar a favor de las prácticas sostenibles en el marketing también ayuda a estar a la vanguardia.

El cuidado del medio ambiente en el mundo empresarial y del marketing

¿Cómo nace el marketing verde en el contexto de las prácticas sostenibles en las estrategias de marketing?

Desde siempre, la historia nos demuestra que la única constante es el cambio. Pues uno de los cambios que sin duda ha tomado a la sociedad un poco por sorpresa, ha sido el auge del marketing sostenible, ya que siendo sinceros, es desde solo hace unos años cuando el aspecto medio ambiental se está tomando mucho más en serio por parte de los legisladores y por tanto también por el mundo empresarial.

Las décadas de los años 70 y 80 nos dejaron mucho más que nuevos estilos de ropa y una gran cantidad de buena música. Nos hicieron testigos del despertar colectivo ante problemas medioambientales como el calentamiento global, la contaminación y la pérdida de biodiversidad.

Las marcas y empresas, con su instinto de supervivencia, comenzaron a ser conscientes de este cambio, pero en mucha menor medida que ahora. En este punto de la historia, no era realmente una cuestión de ganar clientes, sino de hacer lo correcto incluso si ello llevaba consigo un perjuicio económico.

Si vas a hablar de sostenibilidad, más te vale que tus acciones respalden tus palabras. Las empresas se dieron cuenta de que ser verde no era solo una estrategia de marketing, sino una responsabilidad y una forma en si misma de hacer negocios.

¿Qué es la publicidad sostenible?

Como ya hemos comentado, cuando una marca dice elaborar sus productos de manera sostenible, no siempre lo dice de corazón. La verdadera razón de ser, por tanto, de la publicidad sostenible es ser auténticos.

Las marcas deben evitar el ‘greenwashing’, la cual se es una tendencia a exagerar las prácticas ecológicas. Los consumidores son inteligentes y valoran la sinceridad, por lo que no merece la pena crear ningún tipo de imagen ilusoria.

Lo cierto es que abrazar la publicidad sostenible en cualquier negocio requiere de esfuerzo. No basta solo con cambiar un eslogan, es el reflejo de un cambio profundo en la mentalidad del marketing.

La publicidad sostenible es una manera de decir que las empresas están escuchando las exigencias del planeta y de las personas y que están dispuestas a actuar para luchar entre todos por un futuro mejor, si quieres formar parte de esta tendencia con tu estrategia de marketing, contacta con nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *