fbpx

El marketing experiencial. Qué es y cómo aplicarlo en tu empresa

En el artículo de hoy queremos analizar el marketing experiencial para entender su significado y su implementación en las estrategias de marketing para empresas de la actualidad.

Puesto que hoy en día las personas realizan la mayoría de sus compras a través de Internet y tienen una gran cantidad de productos y servicios donde elegir, el coste de oportunidad está más disparado que nunca.

Por eso, es totalmente necesario que las empresas incluyan en su estrategia de marketing una forma de ofrecer al cliente una experiencia única, ya que un mismo producto, vendiendo de dos formas diferentes, ofrecerá mejores o peores resultados, siendo siempre la forma de venta que produce experiencias y emociones la más recomendable.

¿Qué es el marketing experiencial?

El marketing experiencial se centra en la creación de experiencias activas que permanezcan en la memoria del cliente. Dicha estrategia se diferencia de las demás por concentrarse en la interacción emocional directa entre las marcas y los consumidores, buscando forjar un vínculo profundo y persistente superior al que se puede alcanzar por otros métodos publicitarios más convencionales.

De esta forma, el fundamento del marketing experiencial es la habilidad de involucrar a los consumidores en experiencias absorbentes, que promuevan un producto o servicio, a la vez que buscan despertar emociones y crear recuerdos. Por supuesto, dichas experiencias se diseñan para que puedan asociarse con la identidad de marca de la empresa, potenciando así la fidelidad y el compromiso del cliente en el largo plazo.

A diferencia de otros métodos tradicionales de marketing, donde se miden indicadores como los ‘clics’ o la tasa de conversión (ROI), el marketing experiencial requiere de otros métodos de toma de información como encuestas de satisfacción del cliente, el análisis de los sentimientos humanos y el estudio del comportamiento del consumidor.

¿Por qué es importante el marketing experiencial?

El marketing experiencial es una táctica central en la estrategia de comunicación de las marcas. Su importancia se asienta en la habilidad de crear experiencias que capturan la atención del público ofreciendo una alternativa refrescante frente a la saturación publicitaria habitual que hay en redes sociales y otros medios en los que se muestran anuncios.

La influencia del marketing experiencial en la percepción del cliente con respecto al producto es probablemente lo más destacable de esta técnica. Con su uso, las marcas logran establecer vínculos emocionales más profundos con su audiencia.

Dichas conexiones mejoran el reconocimiento de marca y aumentan la lealtad que tienen los clientes y usuarios con respecto a la empresa. La realidad es que los clientes tienden a tener una valoración mucho más positiva y duradera de las marcas que les brindan buena experiencias que pueden guardar en su recuerdo, o que les aportan algo a nivel emocional.

Por eso, el marketing experiencial permite a las empresas sobresalir frente a su competencia. Creando una método de venta que sea único y aporte emociones distintas al resto, las marcas consiguen marcar una diferencia clara con respecto a sus competidores, ofreciendo algo genuinamente único.

Por otra parte, el marketing experiencial tiene un gran poder para generar contenido creado por el usuario porque las experiencias diseñadas para ser compartidas fomentan que los consumidores hagan publicaciones en sus redes sociales haciendo publicidad de forma orgánica.

Además, al implicar activamente al consumidor, las empresas fomentan en una mayor medida un sentido de colectividad y pertenencia entre sus clientes. Dicho sentimiento de comunidad refuerza la lealtad hacia la marca y también motiva a los consumidores a convertirse en sus embajadores, compartiendo sus experiencias con otras personas.

El marketing de experiencias y cómo aplicarlo en tu negocio

¿Qué ejemplos conocidos de marketing de experiencias merece la pena analizar?

En la puesta en práctica del marketing experiencial, hay muchas campañas que han marcado un precedente por su innovación y su capacidad de conexión con el público.

Estudiar estas iniciativas nos ofrece una perspectiva práctica e interesante sobre cómo las marcas pueden emplear las experiencias personales como estrategia para captar clientes.

La campaña ‘Share a Coke’ de Coca-Cola fue una iniciativa publicitaria que transformó las botellas de Coca-Cola en un medio de expresión personal, invitando a los consumidores a buscar botellas en las que estaban escritos nombres propios.

La personalización del producto generó una gran cantidad de contenido en redes sociales compartido por los propios clientes. Además, creó una situación en la que las personas se regalaban botellas de Coca-Cola las unas a las otras o buscaban las botellas que incluían los nombres de sus seres queridos.

Por otra parte, el proyecto ‘Red Bull Stratos’ fue una experiencia meticulosamente planificada para capturar la atención del público y fortalecer la imagen esta marca de bebidas energéticas. En 2012, bajo el patrocinio de Red Bull, este proyecto rompió los límites tradicionales del marketing, fusionando el deporte extremo con la investigación aeroespacial.

Centrándose en la figura de Felix Baumgartner, un paracaidista con una notable trayectoria, se promocionó el salto desde una altura de aproximadamente 39 kilómetros, transmitiéndose en directo, captando la atención de millones de personas y generando una enorme repercusión en medios de comunicación y redes sociales.

La elección de Baumgartner como figura central del evento fue muy importante en la estrategia de marketing experiencial de Red Bull, ya que su perfil y su hazaña resaltaron valores como el coraje y el deseo de superar los límites convencionales, valores que Red Bull desea asociar con su identidad de marca.

¿Qué ventajas tiene el marketing experiencial?

El marketing experiencial ofrece múltiples ventajas que lo convierten en una herramienta de gran utilidad y casi indispensable para crear una campaña de publicidad exitosa y analizar dichas ventajas permite entender por qué cada vez más empresas están utilizando esta forma de hacer marketing.

  • Construcción de mejores relaciones con los consumidores: Al involucrar a los clientes en experiencias que quedan en el recuerdo, las marcas generan una conexión emocional más fuerte con sus clientes.
  • Diferenciación en el mercado: El marketing experiencial ofrece a las marcas la oportunidad de destacarse, proporcionando algo único que no puede ser replicado fácilmente por los competidores.
  • Generación de contenido orgánico: Las buenas experiencias por parte de los consumidores fomentan la generación de contenido orgánico de forma natural y espontánea.
  • Creación de experiencias positivas: El marketing experiencial se centra en crear momentos memorables que los consumidores asocian positivamente con la marca. Dichas experiencias influyen positivamente en la decisión de compra.
  • Mejora del compromiso y la participación del consumidor: Al ofrecer experiencias interactivas, el marketing experiencial aumenta el compromiso y la participación del consumidor.
  • Potencial de viralidad y ampliación del alcance: Las experiencias únicas y emocionantes tienen un alto potencial de ser compartidas, tanto en redes sociales como en conversaciones personales, lo que aumenta el alcance de la marca y su visibilidad de manera orgánica.

Si quieres saber más sobre el marketing experiencial y sobre todo, si necesitas ayuda profesional para aplicarlo en tu propia empresa, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *